Baja California | 01 de Octubre de 2020

Cada edil tiene sus retos, luchas y simpatías; en la imagen compuesta, momentos en que recibieron sus constancias de mayoría y de campaña. Foto cortesía Ieebc

Por

Por 

Jorge Ley

Tijuana, 1 de octubre.- Morena encabeza desde hace justo un año las cinco alcaldías de Baja California, luego de ganar "carro completo" en los comicios electorales de junio de 2019, y de acuerdo con sus intereses algunos presidentes municipales buscan aparecer en la boleta en 2021.

Liderados por Jaime Bonilla Valdez, candidato a la gubernatura de la coalición Juntos Haremos Historia, integrada por Morena, Partido del Trabajo (PT), Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y Transformemos, los cinco presidentes municipales actuales obtuvieron el 50.38 por ciento de los sufragios.

Por Tijuana, Arturo González Cruz, empresario de la región, ex candidato al Senado por el PRD en la elección del 2006 cuando el ahora presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador buscó por primera vez dirigir el rumbo de México, se autodefine como “obradorista” y soldado de la cuarta transformación.

Es uno de los políticos que figuran en la lista de aspirantes a la gubernatura de Baja California por Morena y ha basado su estrategia en la difusión de transmisiones diarias al inaugurar y supervisar obra pública en todas las delegaciones de la localidad, sin pasar por alto los diferendos con Jaime Bonilla.

Marina del Pilar Ávila Olmeda, alcaldesa de Mexicali, es abogada de profesión y figura en todas las encuestas como uno de los prospectos de la cuarta transformación en la entidad.

Podría convertirse en la primera gobernadora del estado, al grado de que cuenta con buena aceptación entre la comunidad capitalina y lleva buena relación con el gobernador del estado.

Armando Ayala Robles, alcalde de Ensenada, es el presidente municipal más cercano a Jaime Bonilla con quien durante mucho tiempo ha entablado una relación de amistad y laboral.

Su nombre aparece en las encuestas y sondeos de opinión para los comicios del 2021. El reforzamiento de la obra pública y servicios básicos, así como incrementar la recaudación, ha sido parte de su estrategia de promoción de su gobierno.

Aracely Brown Figueredo, alcaldesa de Playas de Rosarito, ha estado ligada al movimiento de la izquierda en Baja California y aspira a obtener la reelección, aunque sus posibilidades son pocas.

La licenciada en Desarrollo Comunitario es uno de los personajes consentidos de Bonilla Valdez, a quien califica de “mujer trabajadora que anda en las colonias”, aun cuando la oposición y un ala de Morena han cuestionado su actuar, ante la presunción de falta de resultados.

Zulema Adams Pereyra, presidenta municipal de Tecate, encabeza una de las administraciones más cuestionadas por diversos factores, que van desde el aspecto financiero y político.

La ex regidora dirige a un ayuntamiento quebrado en sus finanzas y durante el primer año de gobierno enfrenta severos problemas en materia seguridad, pavimentación, recolección de basura, cuotas de Issstecali, al igual que diferendos con el gobernador del estado, Jaime Bonilla Valdez, al grado de presentar una demanda por amenazas y violencia de género.

Hace unos días, Andrés Manuel López Obrador, presidente de México en su conferencia “mañanera” lanzó el llamado para los interesados en participar en los comicios electorales de 2021 para que renuncien o soliciten licencia, mensaje que fue replicado en su reporte diario por Bonilla Valdez.

De acuerdo a la ley electoral vigente en Baja California, los presidentes municipales están en posibilidad de reelegirse para un periodo más, al igual que los regidores y diputados locales, quienes podrán realizar campaña sin separarse del cargo, gracias a la conocida “ley gandalla”.

Será el próximo 6 de junio de 2021 cuando estén en disputa la gubernatura, las cinco alcaldías y la renovación del Congreso del Estado, luego de que Morena ganara “carro completo” en los comicios de 2019.