Baja California | 02 de Diciembre de 2020

El secretario de Salud Alonso Pérez Rico durante su informe diario sobre el panorama del Covid-19 en Baja California. Foto cortesía gobierno de BC

Por

Por 

Redacción
Tijuana, 2 de diciembre.- El gobernador de Baja California Jaime Bonilla Valdez pidió a la población no alarmarse ante un posible cambio en el semáforo epidemiológico de anaranjado a rojo –lo que ubicaría a la entidad en el máximo nivel de riesgo-, luego del alza en los contagios de Covid-19 registrados en las últimas semanas.

El secretario de Salud en la entidad Alonso Pérez Rico detalló que este miércoles se enviarán al gobierno federal los 10 métricos que solicitan para evaluar la coloración del semáforo sanitario para la siguiente semana, sin embargo, el gobernador pronostico que la coloración anaranjada es “insustentable”.

Pérez Rico informó que este jueves o el viernes podrían dar a conocer la coloración del semáforo, lo mismo que las actividades que estarán permitidas, aunque ya se prevé una disminución de aforos; también se clausurarán establecimientos que no se apaguen a los protocolos de seguridad y salud.  

Baja California reportó en las últimas 24 horas 19 fallecimientos por Covid-19, mientras que 267 personas resultaron positivas a la prueba PCR.

El secretario de Salud reiteró que serán activadas las unidades auxiliares hospitalarias, para lo que se pidió el apoyo del Ejército para habilitar sus espacios.  

Explicó que en mayo, junio y julio había una gran cantidad de consultas en las clínicas de fiebre, y que a finales de octubre y noviembre volvieron a incrementarse; de acuerdo a una gráfica que mostró, del 1 de marzo pasado al 1 de diciembre se brindaron 26 mil 373 consultas.

Informó que la ocupación hospitalaria en el estado es del 60 por ciento, con 302 camas disponibles, 113 ventiladores y 321 pacientes confirmados por laboratorio hospitalizados; los intubados suman 174.