méxico | 04 de Agosto de 2020

La autoridad estadunidense argumentó violaciones a las leyes de migración. Foto Jorge Heras / Lindero Norte

Por

Por 

Cristina Gómez Lima / La Jornada

Nogales, Son., 4 de agosto.- Agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés) irrumpieron en un campamento ubicado en el condado de Pima, al sur de Tucson, Arizona, que albergaba a medio centenar de migrantes sin documentos, donde capturaron a alrededor de 40 personas que se encontraban ahí.

En el operativo, los efectivos de CBP contaron con apoyo de la División de Aviación y Operaciones Marítimas de Aduanas estadunidense y utilizaron un vehículo blindado, dos helicópteros y dos docenas de patrullas, e incursionaron en el campamento de la organización altruista No More Deaths (No Más Muertes) instalado desde 2010, donde descansaban unos 40 personas a quienes aprehendieron y confiscaron teléfonos celulares.

Sara Vázquez, médica altruista de No More Deaths, señaló que los agentes se negaron a mostrar su orden de allanamiento; algunos migrantes fueron arrestados con un trato inhumano, con esposas de plástico. "Durante dos horas siguieron y detuvieron a personas que recibían atención, mientras un camarógrafo de la Patrulla Fronteriza filmaba la escena; un claro ejemplo del patrón mortal de esta para interferir con la ayuda humanitaria", afirmó.

Por su parte, la CBP aseguró que el campamento fomentaba el cruce sin documentos en la frontera sur de Estados Unidos y el tráfico de personas. Informó que entre octubre y junio pasados, pese a la pandemia, ha rescatado a más de 980 indocumentados.

“Los agentes de #BorderPatrol del sector de Tucson rescatan a migrantes casi a diario. Este año fiscal, hasta junio, rescatamos a más de 980 personas. La vida humana tiene un gran valor”, acotó la agencia en Twitter.

John Mennell, vocero de la CBP, informó que se detuvo a cerca de tres docenas de personas, a quienes procesará por presuntas violaciones a las leyes estadunidense de migración. Añadió que ningún voluntario de No More Deaths fue aprehendido.