méxico | 06 de Julio de 2020

Sesión de la sala superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación en la Ciudad de México, el 17 de diciembre de 2019. Foto Cristina Rodríguez / archivo La Jornada

Por

Por 

Néstor Jiménez y Alonso Urrutia / La Jornada

Ciudad de México, 6 de julio.- Al reivindicar los motivos por los que anunció que se convertirá “en guardián” de los procesos electorales, el presidente Andrés Manuel López Obrador garantizó que el Instituto Nacional Electoral (INE) y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) gozarán de total autonomía, pero insistió que la tarea de cuidar la democracia es de toda la población.

 Después de que el presidente López Obrador sostuvo que será garante de los procesos electorales, el dirigente nacional del PAN, Marko Cortés, señaló que el presidente “tiene en la mira” al INE, y habló de más de 40 cambios que debilitan a las instituciones.

 Al ser cuestionado este lunes durante su conferencia de prensa matutina sobre los dichos del panista, el mandatario recordó las declaraciones hechas por Francisco I. Madero a un periodista después de que Porfirio Díaz dejó el país.

Relató que Madero habló de lo que haría al llegar a la presidencia y expresó que las demandas del pueblo son la no reelección y el sufragio efectivo. En seguida, el tabasqueño leyó parte de lo señalado en dicha entrevista.

 “Él (Madero) dice: esto es lo que considero más importante y me voy a convertir en guardián de los derechos del pueblo para que las leyes se cumplan y sean la expresión genuina del sentimiento popular. Está diciendo voy a procurar que haya democracia, y dice, ante la situación que hay en el país, al subir yo al poder, voy encarnando dos principios, uno de ellos sancionado ya por la Constitución –ya estaba en la Constitución- y que de mí depende que se cumpla, y que es el de la no reelección”.

La otra demanda, recordó el titular del Ejecutivo, era el sufragio efectivo, ante lo cual Madero adujo que “para lograr este último se necesita reformar la ley electoral y esto depende del pueblo, pero yo me voy a constituir en el principal guardián de esta prerrogativa popular.

En una palabra, voy a ser el principal amigo y defensor de las libertades del pueblo, por los momentos históricos que atraviesa México, considero secundario todo lo demás”.

López Obrador subrayó que es ese el fundamento de sus recientes declaraciones, y reiteró que estará pendiente de que las elecciones sean libres y limpias, además de recordar que “nosotros padecimos de fraudes electorales, muchos mexicanos han padecido de imposiciones, de fraudes”.

“Vamos a desterrar el fraude electoral, y desde luego que se va a respetar la autonomía del INE y del Tribunal, pero todos debemos de cuidar que las elecciones sean limpias y sean libres, que no haya utilización de dinero que es de todos para favorecer a ningún partido o candidato, que no se repartan dádivas, despensas, frijol con gorgojo, que no se rellenen las urnas”, así como otros fraudes electorales y que las autoridades electorales actúen de manera imparcial.

Al recordar que el delito electoral ya es delito grave, llamó a que se aplique la ley “que nadie se enoje de que vamos a estar pendientes de que no haya fraude”. Además, convocó a que toda la población pueda denunciar irregularidades y cuidar de esta forma los recursos públicos para evitar casos como el de Odebrecht.