Baja California | 07 de Abril de 2021

La candidata de RSP a la gubernatura, Victoria Bentley, aseguró que cuenta con más de 20 años de experiencia en temas relacionados con la seguridad, prevención y justicia. Foto Jorge Ley

Por

Por 

Jorge Ley
Tijuana, 7 de abril.- El combate a la inseguridad que priva en Baja California, específicamente en Tijuana, será una las prioridades para Victoria Bentley Duarte, candidata la gubernatura por Redes Sociales Progresistas (RSP), al manifestar que está lista para tomar las riendas del estado.

La abogada de profesión, aseguró que cuenta con más de 20 años de experiencia en temas relacionados con la seguridad, prevención y justicia, al recalcar que es una mujer de palabra, y que tiene un liderazgo forjado a base de resultados.

Durante su presentación en Tijuana en las oficinas de RSP, afirmó que aceptó el reto de participar como candidata ciudadana, al igual que lo hizo en su momento como abanderada el PAN por el distrito 3 en Mexicali, en donde consiguió la mayor votación distrital en 2016.

Indicó que no es improvisada en la política, gracias a que fue legisladora y líder sindical, y en contraparte, lamentó el apoyo brindado para aprobar la denominada “Ley Bonilla”, que tuvo como objetivo ampliar el periodo de gobierno de dos a cinco años, la cual fue considerada improcedente por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Bentley Duarte mencionó que Morena tuvo su oportunidad en Baja California, en donde alcanzó la gubernatura, el Congreso del Estado y las cinco alcaldías, sin embargo, quedaron a deberle mucho al electorado, prueba de ello, es la crisis de seguridad, salud, educación, ruptura con el empresariado, entre otras.

Cuestionado en torno a si está lista para derrotar a Marina del Pilar Ávila Olmeda, candidata de Morena-PT-PVEM en las urnas el próximo 6 de junio, comentó que sí, al remarcar que buscará convencer al electorado que forma parte del abstencionismo histórico que ha caracterizado a Baja California durante las últimas décadas.

Abundó que si logra convencer a dos personas de las siete que no votan actualmente, le representarán más de 400 mil votos, de un padrón electoral cercano a los 3 millones de personas en la entidad.  

Por último, recalcó que “Baja California necesita una Victoria”, por lo que confía en obtener el triunfo, por encima de que los números y encuestas la ubican por debajo de otros opositores, que a decir de la candidata “yo tengo otros números”, concluyó.