méxico | 07 de Abril de 2021

El presidente Andrés Manuel López Obrador exhibe metrajes de montajes televisivos durante su conferencia matutina en Palacio Nacional. Foto José Antonio López / La Jornada

Por

Por 

Fabiola Martínez y Roberto Garduño / La Jornada

Ciudad de México, 7 de abril.- El presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que hace falta avanzar en la renovación del Poder Judicial, y sostuvo que durante su gobierno jamás habrá montajes que en el pasado representaron complicidad del poder político con los medios de comunicación.

En el salón Tesorería de Palacio Nacional, durante la conferencia de prensa matutina, se presentó el caso de la transmisión, en televisión abierta, hace 15 años, del montaje de la detención de Florence Cassez e Israel Vallarta, acusados de encabezar una banda de secuestradores.

El presidente dijo que de haber elementos que demuestren inocencia de Vallarta se solicitará su libertad.

Precisó que la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, quien era ministra en aquel entonces -votó en favor de la liberación de la ciudadana francesa Cassez- recibirá hoy mismo a la familia del detenido.

Es obligación de la autoridad -añadió- ayudar a las víctimas “siempre poniendo por delante la verdad”, pero quienes cometieron un delito deben asumirlo.

Previamente, en la exposición del caso ocurrido en 2005 y la discusión que se dio años después en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la secretaria Sánchez Cordero mencionó que Vallarta es acusado por otras dos causas penales.

Cuando el Presidente López Obrador abundó en el tema de los montajes ocurridos en años recientes y sus consecuencias jurídicas, se refirió al Poder Judicial.

“Imagínense el caso del señor Caro Quintero (acusado de narcotráfico), 27 años sin sentencia ¿qué hacía el Poder Judicial? ¿Cómo va a estar una persona detenida sin una sentencia?, ¿qué pasaba?, ¿era sentencia preventiva?, ¿prisión preventiva?, ¿no habían elementos?, ¿por qué no se resolvía? Por eso el amparo y la libertad, y una vez que sale viene la exigencia de Estados Unidos de que no se debió liberar, pero legalmente procedió el amparo.

“De este caso Vallarta, lo mismo, sin sentencia desde 2005, ¿cuántos casos hay así? Y esto tiene que ver con una renovación del Poder Judicial y que haya un auténtico Estado de derecho porque no lo había y todavía falta que haya un auténtico Estado de derecho, era un Estado 'de chueco' y a veces de cohecho. Si no hay un auténtico Estado de derecho no vamos a salir adelante”, advirtió.

Tras revelarse el montaje, el entonces director de la Agencia Federal de Investigación (AFI), Genaro García Luna, aseguró que la “escenificación” fue a petición de los periodistas. Televisa transmitió en vivo el supuesto operativo en su noticiero matutino, conducido por Carlos Loret de Mola.

Una de las integrantes de ese equipo de producción era Azucena Pimentel, actual colaboradora en la Coordinación General de Comunicación Social de la Presidencia de la República. A pregunta expresa si Pimentel continuará en el cargo, el mandatario dijo que la decisión será del titular del área, Jesús Ramírez.

“Si ella está involucrada en este asunto, no puede seguir trabajando con nosotros; hay que pedirle que explique... si ella no tiene nada que ver, si tiene una justificación convincente, entonces puede seguir trabajando. Eso se lo dejamos a Jesús y hoy mismo se resuelve”, indicó.