Baja California | 08 de Julio de 2020

El decreto estableció que la caseta y el tramo carretero pasarían a formar parte del gobierno del estado, el cual se encargaría de mantener y conservar la carretera. Foto Banco de imágenes Tijuana

Por

Por 

Redacción
Tijuana, 8 de julio.- Luego de que el gobernador de Baja California Jaime Bonilla Valdez y el fiscal general Guillermo Ruiz Hernández anunciaran con un decreto la cancelación de la caseta de cobro Tijuana-Playas de Rosarito, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) del gobierno federal informó este miércoles que dicha acción es una violación a la Constitución y que comenzarán con las acciones correspondientes para que se restituya.  

Apenas el martes 7 de julio, el gobernador y el fiscal general acudieron a la caseta de cobro Tijuana-Playas de Rosarito, ubicada en el kilómetro 011 de la autopista Escénia, para liberarla y anunciar la entrada en vigor de un decreto que eliminaría dicho peaje el cual se activaría a partir de este miércoles.  

El decreto estableció que la caseta y el tramo carretero pasarían a formar parte del gobierno del estado, el cual se encargaría de mantener y conservar la carretera. También se pretendía que la Fiscalía General del Estado (FGE), con el apoyo de la policía municipal de Tijuana, se encargara de las instalaciones para evitar actos delictivos.  

Sin embargo, la SCT anunció a través de un comunicado que las acciones realizadas por Bonilla Valdez y Ruiz Hernández violan Constitución y diversas leyes federales, “invadiendo la competencia y atribuciones exclusivas del Ejecutivo Federal, por conducto de la SCT, para otorgar concesiones y permisos, para explotar, construir y operar carreteras federales y autopistas”.

Caminos y Puentes Federales (Capufe) procederá a iniciar las acciones correspondientes para que se le restituya la posesión y administración de la caseta y el tramo carretero al concesionario.