méxico | 09 de Marzo de 2020

La presidenta del organismo sostuvo que no se puede realizar una consulta puesto que está en juego el derecho humano al agua. Foto Luis Castillo / La Jornada

Por

Por 

Redacción
Tijuana, 9 de marzo.- La presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), María del Rosario Piedra Ibarra expresó su desacuerdo con la propuesta del titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Víctor Manuel Toledo Manzur sobre realizar una consulta popular para decidir si se hará la instalación de Constellation Brands en Mexicali, esto luego de que la dependencia autónoma emitiera una recomendación el pasado febrero.

La recomendación emitida el 6 de febrero pasado advierte las violaciones al derecho humano al agua en el proceso de la instalación de la cervecera y la consulta propuesta por la Semarnat sería una respuesta equivocada a la afirmación que sí hay suficiente capacidad hídrica en el Valle de Mexicali.

La presidenta del organismo sostuvo que no se puede realizar una consulta puesto que está en juego el derecho humano al agua, prioritariamente al agua para uso personal y doméstico, no para uso industrial pues es una zona semidesértica.

Rosario Piedra afirmó que “si se trata de un derecho humano no procede la consulta porque los derechos son irrenunciables, no se someten a consulta y votación; los derechos se respetan, y no se debe olvidar que vigilar ese respeto es la función de la CNDH.”

La defensora de los derechos humanos también hizo un llamado a la directora de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y al gobernador de Baja California, Jaime Bonilla Valdez para dar cumplimiento a la recomendación 1/2020 con el fin de atender las violaciones a los derechos humanos relacionadas con la autorización y operación del proyecto.

“La CNDH es un órgano autónomo reconocido por la Constitución que debe ser respetado por toda autoridad gubernamental, por lo que no puede desviarse la atención a la obligación de la autoridad de atender la Recomendación con una improcedente consulta que pretende favorecer y darle legitimidad a la instalación de esa empresa, a como dé lugar”, expresó el organismo a través de un comunicado.  

También se estableció la importancia de plantear a la Semarnat propuestas de actualización a la legislación en materia de aguas nacionales, con el fin de asegurar el carácter prioritario del consumo personal y doméstico dentro de la modalidad del uso público urbano, junto con los volúmenes destinados a esa clase de suministro.

La CNDH sugirió modificaciones a la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, tendientes a incorporar la evaluación del impacto ambiental de obras o actividades que, por su alto consumo hídrico, puedan comprometer la disponibilidad del agua, sus destinos prioritarios o generar desequilibrio en los componentes ambientales, especialmente en contextos como el analizado.

Finalmente, este Organismo Nacional hizo hincapié que conforme a los artículos 102 apartado B, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, 15 fracción X y 46 de la Ley de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, la no aceptación de las recomendaciones o su incumplimiento, se podrá requerir la comparecencia de las autoridades responsables ante a la Cámara de Senadores o en sus recesos, a la comisión permanente, o a las legislaturas de las entidades federativas, para explicar los motivos de su proceder.