Baja California | 09 de Julio de 2020

El gobernador de Baja California Jaime Bonilla Valdez aseguró que no fue correcto el proceder de la Guardia Nacional durante las manifestaciones en la caseta de cobro de Playas de Tijuana. Foto captura de pantalla

Por

Por 

Mireya Cuéllar Hernández
Tijuana, 9 de julio.- El gobernador de Baja California Jaime Bonilla Valdez consideró una acción “gansteril” la recuperación de la caseta de cobro Tijuana-Playas de Rosarito -administrada por Caminos y Puentes Federales (Capufe)- que realizó la Guardia Nacional la madrugada del jueves, unas horas después de que él la desapareció con un decreto estatal. 

 

 “Llegaron con tanques de guerra, nada más faltó que trajeran misiles”, dijo en tono de reproche el mandatario estatal durante su conferencia diaria vía Facebook. Además, pidió al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, que ordene el retiro de la Guardia Nacional y “nos vamos a los juzgados”.  

Dijo que Baja California no se merece ese trato porque es el estado del país que más lo quiere, ni en Tabasco -apuntó- ganó como en esta entidad del norte. Consideró lo ocurrido un “abuso imperdonable” que, si no se corrige, Baja California no lo va a perdonar.  

Explicó que la caseta se instaló desde 1965 por lo que “ya se pagó” y hoy se ubica en plena zona urbana; “hay que pagar caseta para llevar a los niños a la escuela y para ir por ellos ... para ir al súper y para volver... es un abuso”.  

La caseta cobra 39 pesos y sí, está en plena zona urbana y desde hace muchos años hay un movimiento social en contra de su permanencia en la zona.  

“No tienen escrúpulos en la Guardia Nacional. Sé que el presidente va a poner orden ... la Guardia Nacional (GN) debería recibir unas clasecitas de derechos humanos... después que no pidan que los respeten. Es solo un tribunal quién puede decir si es ilícito lo que se hizo”.  

“Le quiero mandar un mensaje al Presidente para que no permita este tipo de abusos ¿quién es el titular de SCT? Para ordenar una cosa cómo está, que de repente mandan a la GN para demostrar a Baja California quien manda. Espero que AMLO reaccione positivamente a Baja California que aquí lo quieren, aquí gano todo ...”  

Confió en que el Presidente “va a poner orden. Es un abuso imperdonable. Baja California nunca se lo va a perdonar”, aseguró Bonilla mientras mostraba cómo fueron detenidos dos ciudadanos que defendían la liberación de la caseta por parte del gobierno estatal.