Baja California | 09 de Julio de 2020

Agentes de la Guardia Nacional retomaron el control y los manifestantes se quedaron protestando en la zona. Foto Margarito Martínez

Por

Por 

Ana Lilia Ramírez

Tijuana, 9 de julio.- Al menos tres personas que intentaron liberar la caseta de cuota Tijuana-Rosarito fueron detenidas por elementos de la Guardia Nacional, unas horas después de que la autoridad federal recuperó el control por parte de fuerzas armadas y reactivó el cobro de peaje que el gobernador, Jaime Bonilla Valdez, había cancelado mediante decreto estatal que firmó el martes.

Bajo el argumento de que el cobro es ilegal y debe haber libre tránsito en el país, miembros de los grupos Resistencia Civil Pacífica, Tijuana se Defiende y Grupo Alto levantaron las plumas de algunos carriles para franquear el paso a automovilistas sin el pago de la cuota, mientras elementos de la Guardia Nacional intentaban impedirlo. Residentes de la zona se deslindaron de la movilización.

Una de las manifestantes  calificó la reactivación del cobro como una burla, pues apenas el martes pasado el gobernador Bonilla Valdez decretó la cancelación y señaló que aplicar una cuota por transitar el tramo Tijuana-Rosarito de la autopista Escénica no tiene razón de ser porque la inversión se recuperó varias veces, desde los años 70 en que fue construida.

Mientras los civiles liberaban parcialmente la caseta, elementos de la Guardia Nacional que vigilaban la zona desde la madrugada de este jueves cuando fueron recuperadas, tuvieron enfrentamientos verbales con los protestantes en el intento de permitir que avanzaran.

La situación se puso tensa cuando los protestantes lograron liberar algunos carriles al momento que elementos de la Guardia Nacional desviaba el tráfico hacia otras cajas y detenían a los automovilistas para cobrarles el peaje de 39 pesos.

Entre los detenidos se encuentra un hombre que se identificó como Rubén Ruiz Vega, de 38 años, y dijo ser "autodefensa" desde hace ocho años; el otro es Polo Bejarano, de Resistencia Civil Pacífica, y David Rubio, de Grupo Alto, quienes fueron trasladados ante el Ministerio Público Federal por obstrucción en vías federales.

Tras la detención de los tres hombres, otros integrantes de los grupos inconformes mantuvieron su manifestación bajo la vigilancia de los guardias nacionales, en tanto los cajeros de Caminos y Puentes Federales (Capufe) reactivaron el cobro de peaje.