Baja California | 09 de Julio de 2020

Las fuerzas armadas solicitaron al personal de la Fiscalía y Guardia Estatal retirarse, sin que se registraran incidentes mayores. Foto Ana Lilia Ramírez

Por

Por 

Ana Lilia Ramírez

Tijuana, 9 de julio.- Un fuerte operativo para recuperar las casetas de cobro de Playas de Tijuana desplegaron fuerzas armadas que involucró la participación de 160 elementos de la Guardia Nacional y la Marina y Armada.

El operativo militar se desarrolló alrededor de las  3 de la madrugada y fue para retirar a los elementos de la Fiscalía General de Baja California que vigilaban desde la tarde de 7 de Julio que cajeros de Caminos y Puentes Federales no realizaran su trabajo de cobro de peajes, luego de un decreto emitido por el gobernador Jaime Bonilla Valdez donde pasaba la administración estatal los 27 kilómetros del tramo carretero federal de Playas de Tijuana a Rosarito.

Las fuerzas armadas solicitaron al personal de la Fiscalía y Guardia Estatal retirarse, sin que se registraran incidentes mayores.

El despliegue de fuerzas militares se dio tras la emisión de un boletín emitido por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes en el que se califica de ilegal el decreto estatal bajo el argumento de que viola la Constitución y leyes federales, invade la competencia y atribuciones exclusivas del Ejecutivo Federal -por conducto de la SCT- para otorgar concesiones y permisos, para explotar, construir y operar carreteras federales y autopistas.

En el boletín Capufe reiteró que era el administrador y operador de la caseta de cobro número 34 de Playas de Tijuana y advirtió que procederá a iniciar las acciones correspondientes, para que se le restituya la administración de la caseta y el tramo carretero.

Al anunciar el decreto, el gobernador Jaime Bonilla Valdez argumentó que afecta el tránsito de más de 12 mil personas que residen en fraccionamientos ubicados en el tramo, además de que la inversión se había recuperado en cuatro décadas de cobro de peaje, incluso en su mensaje transmitido el jueves, el mandatario advirtió que la acción provocaría reacciones.