Baja California | 12 de Enero de 2021

El cobro para la Cruz Roja desglosado en un recibo de licencia de conducir. Foto especial

Por

Por 

Redacción

Tijuana, 12 de enero.- Al confirmar la eliminación del cobro de una cuota a beneficio de la Cruz Roja en los trámites vehiculares, el gobernador Jaime Bonilla Valdez advirtió que la población debe decidir si acepta el cargo porque se trata de un donativo.

Se quitó el cobro porque "parece que el gobierno del estado está coludido con la Cruz Roja", institución que se comporta como una entidad privada que cobra todos sus servicios, cuando recibe 60 millones de pesos anuales por este concepto, "y el gobierno del estado no tiene por qué darles dinero", entonces a la gente se le tiene que decir, consideró.

En su transmisión diaria de este martes, Bonilla Valdez señaló que "beneficia a la gente pero no es una obligación del gobierno y tampoco de los ciudadanos sino de la Cruz Roja; entonces nosotros no estamos de acuerdo en que automáticamente nada más se les cargue y solamente la gente que se da cuenta dice 'pues bueno, ya me redondearon aquí', como lo hacen en los mercados, particularmente los Calimax.

"Cómo, sin autorización de la persona que está haciendo su pago (de algún trámite vehicular)... eso no es posible y menos usar al gobierno del estado para que haga eso, porque parece que el gobierno del estado está coludido con la Cruz Roja".

El mandatario reveló que "ahora en los tiempos de Covid" se solicitó a la institución el préstamo de ambulancias (no dio detalles en qué términos) pero se ha negado bajo el argumento de que las unidades se contaminan, "entonces no hubo realmente una disposición, dijéramos caritativa, humanitaria".

Señaló que con los 60 millones de pesos que se obtenían de aplicar los trámites vehiculares era para que "no cobraran absolutamente ningún servicio", y ante el retiro de los cobros por parte del gobierno del estado se les dijo "que fueran más creativos", que buscaran la forma de obtener recursos como botea, hacer rifas o promociones.

"No hay ningún problema con que la apoyemos, el problema es que la Cruz Roja se mantiene como una entidad privada pero solamente cuando quiere dinero viene con el gobierno y no se vale que a los ciudadanos no les digamos que les estamos descontando 100 pesos porque ellos creen que es obligatorio", advirtió el mandatario estatal.

Su planteamiento fue a raíz de solicitaron la opinión al secretario de Salud, Alonso Pérez Rico, sobre una versión de que la institución cobra 500 mil pesos por atender a pacientes con Covid-19, a lo que el mandatario respondió que "entonces ese es el gran problema y ahora nos quieren asustar con el petate del muerto, que van a cobrar eso, pues es lo que cobran los hospitales privados, dónde está el afán, la disposición de la Cruz Roja".