Baja California | 12 de Enero de 2021

El colectivo Una Nación Buscando-T aseguró que, en su experiencia, podría haber más personas enterradas en el lugar. Foto Omar Martínez

Por

Por 

Ana Lilia Ramírez
Tijuana, 12 de enero.- “Nosotros llegamos a las 10 de la mañana y nos vamos a las 7 de la noche, a puro pico y pala todo el día”, fue como describió Angelica Ramírez las jornadas de trabajo que realizan desenterrando cadáveres desde hace más de una semana en la fosa clandestina de la calle Artículo Tercero en la colonia Maclovio Rojas de Tijuana.
 
Aseguran que las exhumaciones se han prologado hasta por 13 horas y siguen apareciendo cuerpos; hasta el momento han descubierto11 cadáveres que estaban sepultados en el lugar.
 
“Ayer nos fuimos a las 11 de la noche porque nadie (de la Fiscalía) quería venir a levantar los cuerpos porque estaban ocupados y no tenían tiempo... llegaron como a las 9 de la noche, pero cómo eran tres cuerpos tuvieron que venir más”, declaró Angelica Ramírez.
 
El grupo de 17 voluntarios que realiza los trabajos de búsqueda son miembros del colectivo Una Nación Buscando-T, todos ellos tienen un familiar desaparecido.
 
En el grupo de voluntarios predomina la participación de mujeres, del total son 14 las madres que buscan a un hijo desaparecido, dicen que terminan la jornada de búsqueda diaria cuando el cansancio, la sed y el hambre las vence, pero esperan encontrar en uno de los restos humanos a sus familiares.
 
Claudia Suárez es una de las voluntarias, dice que es pesado excavar cuerpos húmedos a pico y pala, que son con las pocas herramientas con las que cuentan.
 
“Salimos bien cansadas todas, con dolor de cabeza porque no comemos bien, las manos ampolladas, algunas compañeras se han caído y lastimado, pero todas queremos encontrar a nuestros hijos”, narró la activista.
 
A Claudia Suárez la mueve la esperanza de localizar a su hijo Ricardo Enrique Suarez Rodríguez, desaparecido el año pasado.
 
El colectivo Una Nación Buscando-T aseguró que, en su experiencia, podría haber más personas enterradas en el lugar y aseguran que durante los últimos trabajos de exhumación, debajo de un cadáver, hay ropa y olores putrefactos de otro cuerpo.
 
Angelica Ramírez, integrante del colectivo, mencionó que con el paso de los días las autoridades estatales se olvidan que existe una fosa clandestina con cadáveres enterrados.
 
"El acuerdo era que la Fiscalía trabajaban (desenterrando los cadáveres) y las familias supervisaran, pero hasta ahorita las autoridades no han venido, la Fiscalía de Desaparecidos no ha venido aquí ni siquiera a ver los cuerpos para dar información a los familiares, son cuerpos que ya tienen más de 6 meses porque algunos son osamentas", comentó
 
Sobre las quejas de falta de apoyo al colectivo, la Fiscalía General del Estado (FGE) dijo que solicitó la orden de cateo del lugar, gracias a la información obtenida con los colectivos y aseguró que ha estado trabajando de forma coordinada.