méxico | 12 de Junio de 2020

“Son políticas malas para la nación, para el pueblo, pero buenas para los que han estado medrando, porque sacan ganancias excesivas, entonces, pues hay que corregir pero no imponiendo nada”, subrayó. Foto Presidencia

Por

Por 

Alma E. Muñoz y Fabiola Martínez / La Jornada

Ciudad de México, 12 de junio.- El presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que la reforma que se contempla en materia de pensiones no es para meter miedo ni para quitar las Afores, pero es asunto que “tenemos que resolver entre todos, porque se va a convertir en un problema grave”. A partir de 2024 quienes se jubilen van a recibir “la mitad de lo que mínimamente les corresponde”, advirtió.

Señaló que no puede dar la espalda a este asunto. “Lo tenemos que enfrentar, aun cuando a nosotros no nos va a afectar tanto, porque esto va a empezar a ocurrir a partir del 2024 y en menor proporción, pero en el sexenio próximo y en el siguiente sí van a tener un problema gravísimo. Problema que se soslaya, estalla”.

Reconoció que aún no tiene contemplado cómo enfrentarán este problema que se originó con la reforma que se llevó a cabo durante el gobierno de Ernesto Zedillo para que las pensiones de los trabajadores fuesen administradas por las  Afores que se fueron creando, sin contemplar “que iban a ir perdiendo los trabajadores en vez de ganar.

“Y si no hay una reforma a esa ley, un acuerdo general no impositivo, sino buscando la participación de todos, trabajadores, empresarios, instituciones financieras, fondos, el gobierno desde luego, los que se van a ir jubilando van a recibir, si no hacemos nada, ni siquiera el salario mínimo. Van a recibir la mitad de lo que mínimamente les corresponden”.  

Señaló que se requiere “enderezar ese entuerto, corregir ese error de estos tecnócratas irresponsables, técnicos que se creían científicos y nos metieron en cada problema. Hay que estar corrigiéndoles la plana en todo lo que hicieron mal, contrario al interés general, eso sí, para favorecer a grupos que han hecho su agosto.

“Son políticas malas para la nación, para el pueblo, pero buenas para los que han estado medrando, porque sacan ganancias excesivas, entonces, pues hay que corregir pero no imponiendo nada”, subrayó.

Precisó: “yo no dije en campaña que íbamos a quitar las Afores, ni que íbamos a nacionalizar los ferrocarriles. En el libro La Salida, que escribí antes de las elecciones, está el programa que estamos llevando a cabo. No engañé, no voy a engañar a nadie”, afirmó.