Baja California | 13 de Agosto de 2020

El gobierno mexicano está pagando la renta del Centro Integrador pare el Migrante en Mexicali, aunque ya son varios meses que por la pandemia no se ha podido habilitar. Foto Luis Arellano Sarmiento

Por

Por 

Luis Arellano Sarmiento

Mexicali, 13 de agosto.- La construcción del albergue para migrantes que funcionará en la calle Colegio Militar en Mexicali está avanzando pues fue un acuerdo-compromiso entre los gobierno de Estados Unidos y México, consideró el delegado federal único en Baja California, Jesús Alejandro Ruiz Uribe.

El denominado Centro Integrador para el Migrante en Mexicali lleva por nombre “Elvia Carrillo Puerto”, en homenaje a la política mexicana del siglo pasado que luchó por los derechos de las mujeres.

Ruiz Uribe recordó que los albergues de migrantes habilitados en Ciudad Juárez y Tijuana ya están funcionando, pero para abrir el de Mexicali esperarán a que disminuya la pandemia, pues los retornos de centroamericanos han disminuido.

Como referencia, en el contexto de las caravanas de centroamericanos que llegaban a la frontera norte de México para solicitar asilo político en Estados Unidos, el gobierno de Donald Trump anunció aumento de aranceles si el gobierno mexicano no detenía esos flujos migratorios masivos.

Ambos países acordaron que no incrementarían los impuestos de exportación, además de que México debía instalar tres albergues como estancia a los centroamericanos que solicitaban asilo político, y eran retornados a México durante el tiempo de su cita con el juez de migración de Estados Unidos.

Con la pandemia, el albergue no solo está pensado para centroamericanos, sino también para mexicanos deportados de Estados Unidos, como es el caso de Tijuana, donde este miércoles 12 de agosto había 116 migrantes, 93 de ellos centroamericanos y 23 mexicanos. De ese total 71 son adultos y 45 menores de edad.

El gobierno mexicano está pagando la renta del Centro Integrador pare el Migrante en Mexicali, aunque ya son varios meses que por la pandemia no se ha podido habilitar, reiteró Ruiz Uribe.

El delgado dijo que México cumplirá con el convenio internacional, aunque prevé que no haya una demanda masiva de migrantes, lugar donde proporcionarán alimentos, educación para los niños, servicios médicos, y la facilidad para que tanto centroamericanos como mexicanos, puedan salir a trabajar legalmente.