Baja California | 15 de Mayo de 2020

Al atípico festejo acudió un número reducido de docentes y representantes de quienes cumplieron entre 30 y 40 años de servicio. Foto Mireya Cuéllar

Por

Por 

La Jornada Baja California

Tijuana, 15 de mayo.- "El magisterio de Baja California tiene la camiseta puesta al 100, hace todo o que debe hacer, ordénesele o no, y así lo está haciendo durante esta pandemia", afirmó la secretaria general de la Sección 37 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), María Luisa Gutiérrez Santoyo, en el marco de un festejo del Día del Maestro que calificó de "inédito" por las circunstancias que obligaron a reducir al mínimo la asistencia.

En el evento que se llevó a cabo en el Centro de Gobierno de Tijuana, al que asistió el titular del Ejecutivo, Jaime Bonilla Valdez; el secretario de Educación, Catalino Zavala Márquez, y su homólogo de la Sección 2 del SNTE, Gutiérrez Santoyo sostuvo que los docentes están buscando la mejor estrategia para cumplir con su trabajo y estar cerca de los niños, con lo que entre ocho y nueve de cada 10 docentes y estudiantes han tenido acceso a las plataformas digitales para aplicar el programa Aprende en Casa.

Agradeció a padres y madres de familia que han hecho lo posible para que los niños no pierdan clases y sigan estudiando en casa y solicitó que extiendan ese esfuerzo en mantener la salud mental de sus hijos, a fin de que cuando regresen a las aulas puedan aprovechar las clases presenciales.

En su mensaje dirigido a menos de una treintena de representantes de los cerca de 400 maestros que cumplieron entre 30 y 40 años de servicio, quienes recibieron un bono de estímulo por su labor, agradeció al gobernador y el secretario de Educación por la entrega del apoyo, pues afirmó que es importante ante las circunstancias que se viven actualmente y lo requieren en casa.

Dijo que "segura estoy de que saldremos adelante y terminaremos el ciclo escolar con éxito, porque lo que siempre he dicho a lo largo de 4 y medio años es que los maestros se merecen todo, tener sus prestaciones, salarios a tiempo".

La secretaria general de la Sección 2 del SNTE calificó que fue un festejo atípico por las circunstancias que obligaron a reducir al mínimo la asistencia para mantener la sana distancia. Reveló que lo que más extraña -igual que el resto del gremio-, es la presencia física de los alumnos, sus felicitaciones, sus regalos simbólicos y sobre todo los abrazos de los niños, que en su caso le han dejado en su ropa la evidencia de sus manos.

"Sin duda es un 15 de mayo jamás vivido; es una situación que nos tomó por sorpresa y da tristeza felicitar en esta situación y creo que lo que más van a resentir y extrañar es el abrazo y los pequeños regalos como una flor, una manzana", dijo a los presentes en la celebración que se llevó a cabo en la explanada del Centro de Gobierno.