Baja California | 16 de Septiembre de 2020

La asistencia a la ceremonia cívica fue limitada, solo acudieron funcionarios de primer nivel, regidores y diputados. Foto cortesía Gobierno de BC

Por

Por 

Cristian Torres Cruz

Mexicali, 16 de septiembre.- En un evento privado al que solo acudieron funcionarios de primer nivel, diputados y regidores, el gobernador del estado, Jaime Bonilla Valdez, celebró su primer grito de independencia.

Durante horas previas, un numeroso grupo de activistas en favor de los derechos de las mujeres se manifestaron en la explanada de los Tres Poderes para acusar al gobernador de “misógino” además de cuestionar su falta de actuar en el tema de los feminicidios que siguen presentándose en su gobierno.

Pese a que no hubo verbena popular o público presente, a excepción de los invitados por el Ejecutivo estatal, se realizó un fuerte contingente de seguridad además del cierre de varias calles a la redonda del Centro Cívico.

Los invitados fueron recibidos con la banda de música del estado, todos tenían asiento asignado y se les proporcionaron bebidas rehidratantes; se aplicaron medidas sanitarias desde el ingreso.

Desde el balcón, Bonilla Valdez fue breve pero aprovechó para felicitar y agradecer al personal de salud que actualmente lucha contra la pandemia de Covid-19.

Simultáneamente al grito del morenista, un grupo de manifestantes pertenecientes a la asociación Artículo 39 Pro BC realizaron diversas consignas, entre ellas lo que consideraron derroche del Ejecutivo por el evento privado.

Al terminar el grito, se lanzaron fuegos artificiales durante varios minutos pese a la mala calidad del aire que se presentó durante toda la semana en la capital de Baja California, aunque solo había alrededor de 200 invitados al evento.

Entre los asistentes se encontraba la alcaldesa de Mexicali, Marina del Pilar Ávila Olmeda, acompañada de su esposa el ex diputado panista Carlos Torres.