cultura | 17 de Octubre de 2020

A nivel mundial, el cáncer de mama es el tumor más frecuente y la causa de muerte más común. Foto cortesía UABC

Por

Por 

Redacción
Mexicali, 17 de octubre.- Cada día fallecen 12 mujeres en México por el cáncer de mama, por ello, la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) realiza diversas campañas para la prevención y el diagnostico de este mal, a través de sus unidades académicas relacionadas al área de la salud.  

El cáncer de mama es una enfermedad en la que las células anómalas se dividen sin control y destruyen los tejidos corporales mamarios. Principalmente se presenta en las mujeres, aunque también la padecen en menor medida los hombres.

A nivel mundial, el cáncer de mama es el tumor más frecuente y la causa de muerte más común; cada año se diagnostican cerca de 1.67 millones de casos y 522 mil pacientes falleces víctimas de la enfermedad, aseguró la catedrática de la Facultad de Enfermería del campus Mexicali, Bertha Cisneros Ruíz.

Destacó que está comprobado que los países en desarrollo presentan una supervivencia del 80 por ciento, mientras que en los países pobres o en vías de desarrollo como México, el porcentaje es de tan solo un 30 0 45 por ciento, esto se debe principalmente al acceso que se tiene a los centros de salud para detectarlo a tiempo y a un tratamiento óptimo.

Si el tumor es pequeño se puede extraer con mayores posibilidades de conservar la mama; tener menor posibilidad de ingresar a tratamientos invasivos, reducir la mortalidad hasta un 30 por ciento y tener la posibilidad de curación completa hasta en un 90 por ciento.

Factores de riesgo

A pesar de que aún no se ha establecido una edad para su padecimiento ni su origen, se han detectado algunos factores de riesgo para que aparezca el cáncer de mama, los cuales pueden ser biológicos o estar relacionados con los antecedentes reproductivos, al ambiente y a los estilos de vida.  

Entre los biológicos están: envejecimiento, antecedentes familiares, vida menstrual mayor de 40 años, densidad mamaria, padecer hiperplasia ductal atípica y ser portador de genes que provocan este tipo de cáncer.

Los relacionados a los antecedentes reproductivos y al ambiente son: no tener hijos o tener embarazo a término después de los 30 años y seguir una terapia hormonal por más de cinco años, así como estar expuestas a radiaciones o radioterapia de tórax.

En cuanto al estilo de vida, entre los principales factores de riesgos se encuentran: consumo excesivo de bebidas alcohólicas y tabaco, sobrepeso y obesidad, consumo de comidas alta en grasas y azúcares, falta de activación física.  

Prevención y detección del cáncer de mama

Desde la primera menstruación se debe realizar cada mes una autoexploración o exploración realizada por personal de salud capacitado, por lo que es importante que las mujeres se familiaricen con el aspecto de sus senos, mediante la observación y palpación.  

Deben revisar si existe un tumor visible, retracción en la piel del seno, hundimiento del pezón, si hay secreción, enrojecimiento o cambios en la piel o en el tamaño del seno. Si se presenta alguno de estos síntomas o algún cambio sustancial, se debe acudir al médico.

Además de la observación y palpación, es necesario que las mujeres a partir de los 40 años se realicen una mamografía (radiografía de la mama) cada dos años, y después de los 50 años de edad, debe ser anualmente. Los estilos de vida saludable y las visitas al médico también contribuyen para prevenir esta enfermedad, incluso otras.