Baja California | 18 de Enero de 2021

Las inconformidades iniciaron desde este domingo cuando alrededor de 230 enfermeros y enfermeras anunciaron una falta colectiva de trabajo y no se presentaron en sus respectivos turnos para presionar a los gobiernos estatal y federal. Foto Omar Martínez

Por

Por 

Ana Lilia Martínez

Tijuana, 18 de enero.- Desde las 7 de la mañana inició una protesta de alrededor de 100 enfermeros y enfermeras en Hospital General de Tijuana, para exigir ser basificados y mejores condiciones laborales.

Las inconformidades iniciaron desde este domingo cuando alrededor de 230 enfermeros y enfermeras anunciaron una falta colectiva de trabajo y no se presentaron en sus respectivos turnos para presionar a los gobiernos estatal y federal.

Dicen que no reciben sueldo dignos, no cuentan con servicios médicos en caso de enfermar y al ser contratados temporalmente no cuentan con vacaciones, antigüedad y derechos laborales.

“No hemos contado con sueldos dignos, con vacaciones, solo los días festivos, pero nosotros sí nos cansamos, ocupamos vacaciones porque estamos exhaustos”, dijo Andrea, una enfermera afectada con las contrataciones temporales.

Los inconformes aseguraron que pese a que están en la primera línea de combate contra la pandemia y que no cuentan con servicios médicos, al momento de enfermer les ayudan en el Hospital General, pero no tienen derecho a incapacidad y solo se llegan a acuerdos con el área administrativa para que no les descuenten el día.

La falta colectiva de 230 trabajadores de enfermería en el Hospital General de Tijuana tenía preocupados a familiares de pacientes con coronavirus que esperaban afuera del nosocomio, como la señora Victoria Ibáñez cuya hermana se encuentra grave que está enferma de Covid-19 y el cáncer que previamente padecía complicó su salud.

“Se me hace injusto con ellos (enfermeros), tienen familia y tienen que darle mejores condiciones de trabajo… mi hermana que está aquí no la atienden porque ellos también tiene sus necesidades”, dijo Victoria.

Hasta el reporte de este domingo, eran 151 pacientes que están hospitalizados en el nosocomio público y 22 pacientes intubados de gravedad que se encuentran internados en el nosocomio de Tijuana y el personal médico hoy tendrá menos personal de enfermería.

El gobernador Jaime Bonilla Valdez pasó en su vehículo tipo Suburban frente a las instalaciones hospitalarias, mientras continuaba la protesta y el personal inconforme gritaba "¡queremos base!, ¡queremos base!", pero no se detuvo. 

El mandatario se retiró de la transmisión diaria antes de que esta concluyera, "por cuestiones de agenda", según informó el secretario técnico de la Mesa de Seguridad, Isaías Bertín Sandoval.

Sin descripción disponible.

Sin descripción disponible.

Sin descripción disponible.

Sin descripción disponible.

Fotos: Omar Martínez