Baja California | 18 de Febrero de 2020

La secretaria, Karen Postlethwaite señala que para poder usar presupuesto público para obra, el terreno donde se ejerza deberá de ser público. Foto tomada de @Karen PostlethwaiteBC

Por

Por 

Ángel Ramírez
Tijuana, 18 de febrero.- Las propiedades de los fraccionamientos Urbi, Homex y Geo que estén habitadas, no se tocarán al momento de realizar una expropiación, situación que planea el gobierno del estado, comentó la titular de la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano y Territorial (Sidut), Karen Postlethwaite.

La secretaria señaló que para poder usar presupuesto público para obra, el terreno donde se ejerza deberá de ser público, y es la razón por la cual el gobierno del estado planea expropiar terrenos que le pertenecen a las constructoras Homex, Geo y Urbi dado que se declararon en bancarrota y dejaron los fraccionamientos inconclusos, sin servicios completos y con un adeudo de más de 100 millones de dólares.

“Los proyectos de exportación se tratan de hacer para justificar la utilidad pública que se requiere para que tenga valor de las propiedades de los que compraron una vivienda y a la gente que le vendieron ahí le dejaron inconcluso en las obras de infraestructura como agua drenaje pluvial calles hasta electricidad”, mencionó la funcionaria estatal.

“Como no está terminada en infraestructura, la expropiación del gobierno va a hacer es una justificación técnica y jurídica para poder nosotros invertir en esas obras inconclusas por parte de las empresas”, dijo Postlethwaite.

Hizo hincapié en que cuando se realiza la expropiación, el terreno ya no pertenece a la empresa y que la propiedad privada de los habitantes de ahí no se tocará.

“Los espacios que quedaron públicos e inconclusos con propiedades privadas inconclusas, equipamiento o terrenos en los que no estén individualizados es decir que no hayan pasado ser de una persona individual serán los expropiados”, acotó la secretaria

Refirió que el gobierno necesita que el terreno en el cual se pretenda ejercer inversión pública, deberá de ser propiedad pública y no privada.

“Cuando un desarrollador pide un permiso para desarrollar un fraccionamiento, el empieza a vender las propiedades y se compromete a una infraestructura para ayudarles a desarrollar esa comunidad. Como ellos no terminaron con ese compromiso, dejaron el fraccionamiento sin entregar al municipio. Para que se haga responsable sobre las obras de mantenimiento de infraestructura y la infraestructura como quedó inconclusa, el gobierno no puedo entrar a la propiedad privada a terminar obras. Se tiene que expropiar para que sean propiedad del Estado y sea el Estado el que invierta recurso público en propiedad pública”.