Baja California | 20 de Noviembre de 2020

Aunque la presidenta municipal aclaró que no consumió alcohol, admitió que hacer un festejo particular con ese tipo de bebidas en una oficina pública es incorrecto. Foto Ana Lilia Ramírez

Por

Por 

La Jornada Baja California

Tijuana, 20 de noviembre.- El gobernador Jaime Bonilla Valdez reprobó el festejo con música norteña y lo que parece ser bebidas alcohólicas que se realizó la noche del jueves en las oficinas de la alcaldesa de Playas de Rosarito, Aracely Brown Figueredo y anunció que además de pedirle a la funcionaria que ofrezca una disculpa pública, la Secretaría de Honestidad y Función Pública inició una investigación para deslindar posibles faltas.

"Obviamente nuestro posicionamiento es completamente en contra de ese tipo de temas que acontecen en una oficina de gobierno", respondió a las preguntas que se le hicieron sobre el tema durante su transmisión diaria de este viernes. 

El festejo fue difundido en redes sociales en un video de apenas 35 segundos en el que se observa a la presidenta municipal y el recaudador de Rentas, Manuel González Araujo, quienes cantan al ritmo de la canción interpretada por Alfredo "El Zurdo" González -acordeonista de Los Tucanes de Tijuana- y otros dos músicos, todos sentados alrededor de una mesa en la que hay comida y lo que parece ser bebidas alcohólicas.

El video fue tomado desde la misma oficina; al momento se desconoce quién lo hizo y quiénes se encontraban en la oficina pública además de la alcaldesa y el recaudador de Rentas. De acuerdo con fotos previas tomadas el viernes, ambos funcionarios llevaban la misma ropa durante el festejo exhibido.  

Bonilla Valdez dijo que desde la noche del jueves supo del incidente y luego de ver el video se comunicó con la la alcaldesa quien le confirmó que efectivamente hubo músicos en su oficina pero le aclaró que ella no consumió bebidas alcohólicas "pero le dije que obviamente haya tomado o no, es inaceptable en una oficina de gobierno".

El que no haya ocurrido en horario laboral "no importa, es el lugar de trabajo, no importa la hora", le advirtió el gobernador. La alcaldesa rosaritense reconoció el error y "le pedí que ofreciera una disculpa a la comunidad porque esas cosas no pueden pasar y de eso no se trata nuestro movimiento... todo lo bueno que hacen se echa a perder con acciones de este tipo, 100 por ciento reprobable", señaló el mandatario.

Dijo que al margen de que Brown Figueredo ofrezca una disculpa y asegure que no tomó alcohol en el festejo, se hará una investigación exhaustiva para ir al fondo del tema, cómo llegaron y si realmente abrieron botellas de bebidas alcohólicas. 

En su transmisión diaria de este viernes -que comenzó a las 8 de la mañana-, el mandatario dijo que "ahorita en este momento la Secretaría de Honestidad y Función Pública está en Rosarito platicando con ella y con las personas de gobierno que estaban en esa reunión".

Sin descripción disponible.

Sin descripción disponible.