méxico | 21 de Enero de 2021

En un pronunciamiento firmado por el Colectivo contra la Impunidemia, #FiscalíaQueSirva y #SeguridadSinGuerra -integradas en su conjunto por más de 30 organismos de derechos humanos-, se indica que el objetivo de las críticas en contra de Gertz no buscan atacarlo de forma personal. Foto tomada del Twitter de @SinImpunidemia

Por

Por 

Redacción La Jornada

Ciudad de México, 21 de enero.- Decenas de organizaciones de la sociedad civil señalaron que no hay una campaña en contra del titular de la Fiscalía General de la República (FGR), Alejandro Gertz Manero, como afirmó en días recientes, sino una exigencia por parte de las víctimas de que realice su trabajo de manera eficaz.

En un pronunciamiento firmado por el Colectivo contra la Impunidemia, #FiscalíaQueSirva y #SeguridadSinGuerra -integradas en su conjunto por más de 30 organismos de derechos humanos-, se indica que el objetivo de las críticas en contra de Gertz no buscan atacarlo de forma personal.

“Lejos de ser una campaña en contra de su persona; un grupo de víctimas, colectivos, organizaciones y académicos consideramos seriamente que debido a su pobre y deficiente desempeño como fiscal, es necesario que sea retirado del cargo, para permitir que la institución consolide su transformación en una fiscalía verdaderamente autónoma y eficaz”, señalaron.

Los colectivos firmantes recalcaron que su propósito “no es ‘fregarlo’, como lo asegura el fiscal, sino exigir, como ciudadanos y personas afectadas por la violencia, que se combata realmente la impunidad.

“La principal demanda de los colectivos es que el fiscal cumpla con la Ley Orgánica de la Fiscalía General de la República, que lleva ignorando y que ha incumplido desde que asumió la titularidad de la institución y que por lo tanto lo convierte en un fiscal ilegal”.

A decir de las organizaciones civiles, “la pobre o nula investigación realizada en el caso Cienfuegos es tan solo una prueba irrefutable de que el fiscal ha abdicado a investigar o que no cuenta con los conocimientos necesarios para ejercer el cargo. Así lo demuestran sus reiteradas negaciones a investigar, argumentando falta de pruebas en casos concretos […].

“Es facultad de la Fiscalía investigar de oficio cualquier acto de corrupción o crimen organizado sin necesidad de denuncia o querella. Al insistir el fiscal en que requiere pruebas para poder llevar a cabo investigaciones eficaces, está renunciando a su mandato constitucional de investigar y está haciendo recaer esta obligación en las víctimas y en la sociedad”.

Por lo anterior, los colectivos exhortaron a Gertz a “dejar de invocar la autonomía como defensa ante cualquier solicitud de rendición de cuentas, y en cambio exigimos que defienda la institución frente a las flagrantes intromisiones del Poder Ejecutivo”.