cultura | 21 de Enero de 2021

El compositor Mario D. Alvarado transforma en sonidos las ondas cerebrales. Foto cortesía Cecut

Por

Por 

Redacción
Tijuana, 21 de enero.- El compositor Mario D. Alvarado interpretará su pieza Neptuno 4, bajo un espectáculo titulado ‘Música desde el cerebro’, el cual será transmitido de manera virtual a través del Facebook del Centro Cultural Tijuana (Cecut) el viernes 22 de enero a partir de las 7 de la tarde.

El organismo de cultura aseguró que se trata del novísimo y desafiante experimento de “hacer sonar el cerebro”, es decir, transformar en sonidos el registro de la actividad neuronal.

Neptuno 4, la pieza que interpretará Alvarado este viernes, pertenece a su serie Brainwaves y es el resultado de un nuevo proyecto de sonificación que involucra la actividad del cerebro, registrada a través de una diadema electrónica adherida a ciertas partes del cráneo del autor, y movimientos de manos y cabeza.

La sonificación es una herramienta que permite la transformación de cualquier tipo de información en sonido.

“Como es sabido, la actividad neuronal se lleva a cabo mediante la transmisión de impulsos eléctricos que forman ondas cerebrales, las cuales son registradas por la diadema; en forma simultánea, con el auxilio de interfases, controladores y programas de computación, los registros de las ondas cerebrales se transforman en sonidos y el resultado no puede ser más asombroso”, detalló el Cecut a través de un comunicado.

Según explicó su autor, este proyecto se originó en 2015 con la participación del grupo de danza contemporánea Lux Boreal, en el que programó el movimiento del cuerpo para generar música dando lugar a la obra Arquitectura Sonora.

Dos años después, con el apoyo del Programa de Estímulo a la Creación y Desarrollo Artístico (PECDA), el proyecto de Música Homogénea V1.0 dio comienzo a la investigación en el campo neuronal-musical y en el transcurso de tres años de pruebas y experimentación, logró concretar su primera composición titulada Brainwaves No. 1 Plutón v2.

El proyecto del que surgió la pieza Neptuno 4 consiste en la creación de música usando la sonificación de ondas cerebrales, los movimientos de manos y cabeza, y el uso de un teclado midi. El conjugar estos elementos hace del cuerpo humano una especie de instrumento en el que interactúan el movimiento y los datos de la actividad cerebral para generar patrones que se sonifican para crear melodías y/o efectos de audio; esto hace que el cuerpo humano sea un instrumento.

El proyecto utiliza un dispositivo llamado Brain Computer Interface (Interfaz cerebro computadora) que consiste en interactuar con las señales del cerebro (encefalograma), un sensor para leer el movimiento del cuerpo y un controlador midi.  Conjugando estos elementos en la computadora se creó un programa que lee los patrones del cerebro que son usados en algún sonido y/o efecto sonoro; un proceso similar ocurre con el sensor de movimiento.
 
Actualmente, el proyecto sigue en fase experimental ya que su campo de investigación es muy extenso y existe el interés de utilizar nuevas tecnologías de medición neuronal, técnicas de neurofeedback y el uso de herramientas de inteligencia artificial para lograr mayor precisión neuronal.