Baja California | 21 de Octubre de 2020

El secretario de Salud Alonso Pérez Rico durante su videoconferencia diaria sobre el panorama del Covid-19. Foto cortesía gobierno de BC

Por

Por 

Redacción
Tijuana, 21 de octubre.- El brote de Covid-19 reportado a partir de una boda en la Zona Dorada de Mexicali durará meses, ya que la tasa de reproducción del patógeno (R0) indica que por cada contagiado habrá tres más, informó el secretario de Salud en Baja California Alonso Pérez Rico en relación a las nupcias celebradas en la capital entre la hija de un reconocido empresario, Laura Pérez y el actor Armando Torrea.

La boda se realizó en un área del residencial San Pedro, denominada ‘Zona Dorada’ por ser la más exclusiva de la ciudad y en donde el secretario de Salud, Alonso Pérez Rico reconoció que se infectaron más de 100 personas por no atender las medidas sanitarias pertinentes.

Por ello, Pérez Rico reconoció que se abrirá un reporte de brote que consiste en llamar a todos los asistentes de la boda y rastrear sus posibles contactos con otras personas. Detalló que hasta el momento 22 personas han resultado positivas a la prueba PCR y otras 50 presentan síntomas leves.  

El galeno detalló que el brote se termina hasta que el último contagiado de ese grupo se recupera, sin embargo, debido al número reproductivo R0, significa que por cada contagiado en la boda podría haber otros tres más.  

Informó que una buena noticia es que en la capital de Baja California el índice R0 se encuentra un poco por encima de uno, lo que significa que cada persona que este infectada va a contagiar a otra.  

“Por citarles un número, si en esta reunión social se infectaron 10 personas, estas 10 personas van a infectar por lo menos a una persona cada uno”, comentó Pérez Rico.  

El rebrote de contagios de Covid-19 en Mexicali se reportó a partir del enlace nupcial del actor de telenovelas Armando Torrea con Laura Pérez, hija de un amigo empresario de desarrollo inmobiliario que tuvo lugar el 3 de octubre en la capital de Baja California.

Al festejo de la unión nupcial del actor Armando Torrea y de Laura, hija de Cuauhtémoc Pérez Román, uno de los dueños de Urbi, asistieron al menos 300 invitados.

La fiesta de los mexicalenses se programó de manera inicial para abril, pero se aplazó por la pandemia para llevarse a cabo el primer fin de semana de octubre. En el festejo se incumplió con los protocolos sanitarios que incluyen uso de cubrebocas, filtros de medición de temperatura y desinfección, y se sobrepasó el número de invitados en lugares de fiesta que está limitado a 50 comensales.