Baja California | 22 de Febrero de 2021

Existen alrededor de 40 mil 935 libros que se tienen como inventario en la biblioteca Benito Juárez y el ICBC. Foto Juan Pablo Guerra Cuéllar

Por

Por 

Ana Lilia Ramírez

Tijuana, 22 de febrero.- Promotores culturales, intelectuales, ciudadanos y organismos civiles se manifestaron este día contra la reubicación de la biblioteca Benito Juárez, anunciada por el gobierno de Jaime Bonilla con la intención de convertir las instalaciones en oficinas gubernamentales; también están en contra de desaparecer la galería del Instituto de Cultura de Baja California (ICBC).

Alrededor de 50 manifestantes indicaron que no solo se pierde el inmueble, sino que está en peligro de extraviarse, por no ser procesados de manera adecuada, los 40 mil 935 libros que se tienen como inventario en ambos inmuebles, de los cuales 984 son libros en braille, así como 18 mil ejemplares de periódicos que son parte de la hemeroteca Rubén D. Luna con diarios que datan desde 1939 hasta el 2002, además hay otras publicaciones de El sol de Tijuana, La Jornada Baja California, El Mexicano, Frontera, Zeta, entre otros, por lo que es considerada la hemeroteca más grande de la ciudad.

También se perderían 38 talleres que ofrece la biblioteca municipal y la galería del ICBC, de los cuales son de alfabetización del INEA, así como talleres para que las personas continúen preparándose académicamente con el examen Ceneval de preparatorias, secundaria y primaria, clases de inglés y educación a distancia.

Los manifestantes externaron su inconformidad por la donación de las oficinas del gobierno a la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), que afecta con el cierre de la galería del ICBC y la biblioteca Benito Juárez, con gritos de "no a la donación” dijeron que continuarán con las protestas si no son escuchados por el gobierno estatal.

La Alianza Mexicana de Abogados, que estuvieron en la protesta, comentaron que presentarían un amparo en contra de los actos del gobernador Jaime Bonilla Valdez para que sea interrumpido el desmantelamiento de la biblioteca municipal en tanto se resuelve si es legal, así lo informo Carlos Atilano Peña.

“Un amparo cuya virtud es que se suspenda toda la acción de entrega y desalojo de las instalaciones para que un juez federal analice la legalidad o ilegalidad de estas acciones. A nosotros nos queda claro que es ilegal. Sería un amparo colectivo”, informó Atilano Peña.