méxico | 23 de Mayo de 2021

contingente marchando hacia el penal de El Amate el viernes 21 de mayo de 2021. Foto La Jornada

Por

Por 

Elio Henríquez / La Jornada
San Cristóbal de las Casas, 23 de mayo.- Padres de familia, normalistas, maestros e integrantes de organizaciones sociales marcharon, este domingo, del ejido Lázaro Cárdenas al penal de El Amate, ubicado en el municipio de Cintalapa, para exigir “la liberación incondicional” de 91 alumnos de la Escuela Normal Rural Mactumactzá y dos personas más quienes fueron detenidos el martes 18 de mayo.

El dirigente de la Sección 7 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), adherida a la Coordinadora –nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), Pedro Gómez Bahamaca, dijo que el juez de la causa adelantó para este domingo la audiencia originalmente programada para el martes, en la que resolverá si libera o vincula a proceso a los detenidos, acusados de motín, pandillerismo, robo con violencia, atentados contra la paz y la integridad corporal y patrimonial de la colectividad y del estado y daños.

“Venimos para saber cuál es la situación de los compañeros estudiantes; hay dos caminos: o los vinculan a proceso o nos los entregan. No le vemos otra”, Gómez Bahamaca antes de que comenzara la marcha, que congregó a más de unas 200 personas.

El dirigente se dijo sorprendido de que le notificaran sobre el cambio de la fecha de la audiencia, por ello, la manifestación tuvo que cambiar de rumbo y se dirigieron hacia El Amate, en donde ya estaba esperando el abogado de la causa, quien les informó que ya había dado comienzo la audiencia.

Agregó: “Nosotros pedimos libertad inmediata y sin condiciones. Los delitos que les están señalando a los compañeros es todo lo contrario a lo que hace el gobierno”.

Al grito de “si no hay solución, no habrá elección”, los manifestantes caminaron más de un kilómetro del centro del ejido hacia el reclusorio federal, en cuya entrada realizaron un mitin.

“No más hostigamientos en contra de las normales rurales”, “18 de mayo, ni perdón ni olvido” y “Mactu vive, la lucha sigue” escribieron en cartulinas los manifestantes, entre ellos alumnos de la Escuela rural Normal de Ayotzinapa, Guerrero y de otras partes del país.

“Exigimos la libertad de nuestros hijos porque no son terroristas; somos gente digna y trabajadora que producimos para que esta tierra coma, y de esta forma nos tratan”, afirmó un padre de familia. “Si no los liberan, el 6 de junio no habrá elección”.

Los 91 normalistas de la Mactumactzá y cuatro desplazados del municipio de Chenalhó, entre ellos dos menores de edad que ya fueron liberados, fueron detenidos el pasado 18 de mayo, cuando tomaron la caseta de cobro de la carretera de cuota que comunica a San Cristóbal con Tuxtla Gutiérrez, exigieron que el examen de admisión a la escuela normal se realice de manera presencial, no en línea.