Baja California | 25 de Marzo de 2020

A través de twitter, se advierte que los ciudadanos estadunidense deben regresar al país, a menos: “que estén preparados para permanecer en el extranjero por un período indefinido”. Foto Banco de Imágenes Tijuana

Por

Por 

La Jornada Baja California

Tijuana, 25 de marzo.- El Consulado de Estados Unidos en México emitió una alerta en la que advierte a los ciudadanos estadunidenses a no viajar por el mundo, además, el Departamento de Estado de los Estados Unidos determinó que los países donde las opciones de salida comercial permanecen disponibles: “los ciudadanos estadounidenses que viven en los Estados Unidos, deben hacer arreglos para el regreso inmediato”.

A través de twitter, se advierte que los ciudadanos estadunidense deben regresar al país, a menos: “que estén preparados para permanecer en el extranjero por un período indefinido”.

El consulado indica que los ciudadanos estadounidenses que viven en el extranjero, deben evitar todos los viajes internacionales, pues muchos países están experimentando brotes Covid-19 poniendo restricciones de viaje y cuarentenas obligatorias, que incluyen el cierre de frontera, y la prohibición de la entrada de no ciudadanos, con poca anticipación.

Indican que las aerolíneas han cancelado muchos vuelos internacionales, y que varios operadores de cruceros han suspendido las operaciones o cancelado los viajes, por lo que si se elige viajar internacionalmente: “sus planes pueden verse gravemente interrumpidos, y puede verse obligado a permanecer fuera de los Estados Unidos por un tiempo indefinido” señala el Departamento de Estado.

El pasado 14 de marzo, el Departamento de Estado autorizó la salida de su personal y de familiares de cualquier diplomático consular en el mundo que hayan determinado que corren un mayor riesgo, si se exponen a COVID 19, o que han solicitado la salida justificada. Todo esto -se explicó- puede limitar la capacidad de las de embajadas y consulados de Estados Unidos para proporcionar servicios a sus ciudadanos.

De manera oficial se advierte que si los ciudadanos estadounidenses deciden viajar al extranjero, o ya se encuentran fuera de Estados Unidos, deben considerar regresar a su país de residencia de inmediato, utilizando cualquier medio comercial disponible, además de que deben tener un plan de viaje que no dependa del gobierno de Estados Unidos para recibir asistencia.