méxico | 27 de Mayo de 2020

El coordinador Nacional de Protección Civil, David León, durante la conferencia matutina del presidente López Obrador, para presentar el plan nacional para combatir incendios forestales y huracanes. Foto Cuartoscuro

Por

Por 

Alonso Urrutia y Enrique Méndez / La Jornada
Ciudad de México, 27 de mayo.- El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que autorizó a la Secretaría de Hacienda iniciar la distribución a los estados de los recursos del fondo de contingencia, que cuenta con casi 60 mil millones de pesos, pero también pidió a los gobernadores un plan con medidas de austeridad.

En su conferencia matutina, el mandatario explicó que los fondos se utilizarán para pagar deuda pública, mientras el titular de Protección Civil, defendió el Fondo para la Atención de Emergencias (Fonden), que está considerado entre los fondos a desaparecer por la iniciativa del coordinador de Morena, Mario Delgado. “El instrumento no es corrupto. El que puede hacer mal uso es el funcionario”, dijo.

David León refirió que en 2019 solo se utilizaron 4 mil 750 millones de pesos del Fonden, casi una tercera parte menos de lo que se ejerció en 2018, por 14 mil 839 millones de pesos.

Expresó que, en contraste con eventos como el sismo de 2017 donde la Auditoría Superior de la Federación detectó que los recursos supuestamente destinados a atender la emergencia, no se utilizaron en su totalidad, ahora se procura que los fondos se utilicen de manera correcta.

Luego de que el Congreso de Jalisco le autorizó al gobernador de la entidad, David Alfaro –surgido de Movimiento Ciudadano- contratar deuda por 6 mil millones de pesos, el Presidente insistió que es preferible no recurrir a la contratación de créditos porque “a diferencia de las deudas personales que no se heredan a los hijos, la pública sí, por generaciones.

“Hay que ser muy responsables, no endeudar al país por eso esfuerzo de ahorrar con austeridad, recogiendo esos fondos sin control en fideicomisos para pagar deuda y no endeudarnos, apretarnos el cinturón para no aumentar la deuda”, dijo.

Como el lunes, López Obrador citó que el ex gobernador de Tlaxcala, José Antonio Álvarez Lima, promovió en su sexenio (1993-1999) una reforma para que la entidad no contrate deuda.

“Y lo importante es que los gobernadores posteriores han cumplido, no han caído en la tentación de modificar la Constitución y es un ejemplo, no tiene deuda”.