méxico | 29 de Septiembre de 2020

Asegura que están identificadas y alerta sobre la infiltración del movimiento "por grupos que buscan provocar al gobierno por su molestia por el cambio". Foto Cristina Rodríguez / La Jornada

Por

Por 

Alonso Urrutia y Alma E. Muñoz / La Jornada

Ciudad de México, 29 de septiembre.- Ante las movilizaciones de mujeres realizadas en demanda de legalización del aborto y contra la violencia a la población femenina, el presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo que su gobierno mantendrá las garantías a la libertad de manifestación pero hizo un llamado a hacerlo sin violencia y no dejarse manipular. 

Aseveró que no se actuará contra las mujeres que traían bombas molotov, aunque se les tiene identificadas y, alertó sobre la infiltración del movimiento por grupos que buscan provocar al gobierno por su molestia contra el cambio.

Más adelante recordó que la jefa de Gobierno de la Ciudad, Claudia Sheimban, dio a conocer la infiltración de movimientos de gente “que está interesada en perjudicarnos, porque están en contra de los cambios, quieren mantener los privilegios, seguir robando. Hay que darle la vuelta, evadir el acoso y no caer en la provocación”.

López Obrador afirmó que el movimiento feminista “merece todo nuestro respeto pero no estoy de acuerdo con la violencia. Y además tener cuidado con los infiltrados. Porque hay mucha gente que está molesta por los cambios, porque hay mucha gente que está molesta por los cambios, lo reitero, no pagaban impuestos, se robaban todo lo que podían, falsificaban facturas, recibían sobornos ”.

Agregó que por la mañana en la reunión de seguridad se analizó que había mujeres que llevaban bombas molotov en la manifestación y “claro que están identificadas, pero no vamos a pedir que se giren órdenes de aprehensión. Imagínense dirigentes feministas detenidas, presas políticas libertad. Si eso es lo que demandábamos antes. Nosotros no queremos tener presos políticos”.

Al referirse ampliamente a la movilización de ayer lunes dijo que hay plenas garantías para la movilización, aunque sugirió no dejarse manipular para su realización. Aseveró que no van a caer en provocaciones: “están buscando por todos los medios que caigamos en una provocación. No, no tienen ni siquiera por qué encapucharse porque no somos represores. Somos humanistas”.

El mandatario dijo entender “que exista coraje y también dolor pero no estoy de acuerdo con esa acción ni siquiera buscar el cambio con el uso de la fuerza, siempre y cuando se pueda transformar de manera pacífica hay que intentarlo” .

Aseguró que muchas organizaciones conservadoras son apoyadas por empresas, en algo que siempre ha ocurrido, hasta los partidos conservadores. “Existen libertades plenas, lo más honesto sería la leyenda manifestación apoyada o protesta financiada por la empresa tal”.

Se refirió expresamente a las mujeres víctimas que mantienen tomadas oficinas de la Comisión Nacional de Derechos Humanos sobre las que, dijo, “no dudo que tengan la razón y merezcan todo mi respeto y solidaridad. Sobre ese tema, las que estuvieron ahí primero se salieron porque llegaron otras mujeres e incluso hombres y el informe que tengo es que en la casa que está tomada metieron alcohol y hubo inconformidades por eso”.

López Obrador se cuestionó: “¿Por qué protestan? Porque se les da apoyo a los pobres, dicen se regala el dinero. Eso no es nuevo, ese pensamiento viene de lejos, tiene que ver con la creencia de que desde que el mundo es mundo, algunos son afortunados y a otros les va mal. Y ni modo, la pobreza es por el destino, por la fatalidad, porque Dios”. Deploró que se equipare el apoyo a los pobres con el comunismo.