méxico | 30 de Marzo de 2020

En una carta de una cuartilla, Loera Pérez afirma que “nada me haría más feliz y a mi familia que verlo en donde debe de estar en una cárcel de México”. Foto cortesía Presidencia de la República

Por

Por 

Alonso Urrutia, Néstor Jiménez y La Jornada Baja California

Ciudad de México, 30 de marzo. – Luego de la controversia que generó un video en que el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, saluda de mano a la señora, María Consuelo Loera Pérez, madre de Joaquín “Chapo” Guzman, Presidencia difundió la carta que le fue entregada.

Presidencia difundió la misiva en la que la señora de 92 años de edad agradece, primero, la recepción de su primera solicitud, el año pasado.

Mediante una carta fechada el pasado 20 de marzo, dirigida al presidente Andrés Manuel López Obrador, María Consuelo Loera Pérez le solicita su apoyo para que “permita visitar a mi hijo ya que mi edad avanzada, 92 años, y las enfermedades que me aquejan, así como mis grandes deseos de verlo. Ya que tengo más de cinco años sin verlo”.

La misiva de Loera Pérez comienza “estimado hermano de cristo” y luego agradece las gestiones previas realizadas por el gobierno mexicano, “nuestros abogados José Luis González y Juan Pablo Bandillo están en contacto directo con quienes usted designó para la repatriación de mi querido hijo, es decir la secretarios de Gobernación, de Relaciones Exteriores, de Hacienda y de la Fiscalía General de la República, en donde ya se aportaron todas las pruebas, donde queda claro que mi hijo fue entregado ilegalmente al gobierno de los Estados Unidos”.

En una carta de una cuartilla, Loera Pérez afirma que “nada me haría más feliz y a mi familia que verlo en donde debe de estar en una cárcel de México”.

Lamentó que las gestiones previas realizadas por el gobierno mexicano no tuvieran éxito para que se le otorgara una visa humanitaria por parte de Estados Unidos.

La carta termina señalando: “En espera de seguir contando con su apoyo le deseo que nuestro señor Jesucristo lo ilumine y lo colme de bendiciones en esta tarea que el pueblo de México le asignó”.