Baja California | 30 de Diciembre de 2019

Migrantes mexicanos desplazados piden no ser enviados a Guatemala como tercer país seguro. Foto Ana Lilia Ramírez

Por

Por 

Ana Lilia Ramírez

Tijuana, 30 de diciembre.- Migrantes mexicanos desplazados por la inseguridad, que están en Tijuana para pedir asilo en Estados Unidos, se manifestaron en las afueras de la Comisión Nacional de Derechos Humanos en la Zona Río, para pedir no se les envíe a Guatemala como tercer país seguro.

El planteamiento de las autoridades de Estados Unidos es enviarlos allá, en tanto se resuelve su situación migratoria, aseguró el presidente del albergue para migrantes AGAPE, Alberto Rivera.

"Ahorita –expuso– varios de ellos tienen familiares que ya están en la congeladora (un centro de detención migratorio) en Estados Unidos y tienen temor que los vayan a mandar allá, a Guatemala”.

Su temor se debe a que hay una gran inseguridad en ese país, debido a que las personas provenientes de Guatemala que están en esta frontera les hablan de esa aguda problemática.

El temor de ser enviados a ese país para esperar que se resuelva su situación migratoria creció después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, hizo un acuerdo internacional con el guatemalteco, Jimmy Morales, para establecer a esa nación como un "tercer país seguro".

La espera para que les respondan a su solicitud de asilo podría extenderse por más de seis meses.

Entre los migrantes que no se sentirían seguros en Guatemala, está la señora Esperanza Pineda, quien llegó de Puebla, acompañada por su nieto de 20 años, Luis Carrillo, luego de que fue cruelmente asesinado el padre del joven.

Se trataba de un comerciante que no podía pagar el llamado derecho de piso. Relata que “mataron a mi padre de 8 balazos porque había llegado el derecho de cobro de piso, porque teníamos un local y él se negó a pagar.

Su padre, explicó, no quiso dar más, “porque querían más del dinero de lo que él sacaba vendiendo ropa. Tengo miedo por mi abuelita (de que nos envíen a Guatemala), ella es lo único que tengo".

Los migrantes sólo esperan que la Comisión Nacional de Derechos Humanos intervenga para que el gobierno del presidente López Obrador escuche a los mexicanos desplazados para que no sean enviados a Centroamérica.

Desean, apuntó, vivir seguros y le piden que termine la violencia en el país, porque los ha obligado a desplazarse a otros países para estar seguros.