méxico | 31 de Julio de 2020

La SRE consideró que se debe cumplir con el tratado para no abrir la puerta de una renegociación, ya que "puede haber cambios que llevarían a perder la flexibilidad del tratado". Foto tomada de la cuenta de Twitter @SRE_mx  

Por

Por 

Angélica Enciso, Alma Muñoz y Alonso Urrutia / La Jornada

Ciudad de México, 31 de julio.- Estados Unidos pidió a México tomar acciones para cumplir con la entrega de alrededor de 500 millones de metros cúbicos de agua, a fin de cerrar el actual ciclo del Tratado Internacional de Aguas de 1944. Ese gobierno ya envió una nota diplomática, ha habido comunicaciones de Washington y de la sección estadunidense de la Comisión Internacional de Límites y Aguas, sostuvo el director de América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Roberto Velasco.

En los próximos tres meses, México debe enviar al vecino del norte más líquido de lo que tiene la obligación de entregar en un año, alrededor de 500 millones de metros cúbicos del río Bravo, mientras que anualmente son en promedio 432 millones de metros cúbicos, explicó la directora de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Blanca Jiménez, durante la conferencia de prensa vespertina en Palacio Nacional.

Por la mañana, el presidente Andrés Manuel López Obrador reprobó las manifestaciones violentas del miércoles en Chihuahua en contra de la extracción de agua para cumplir con el tratado. Llamó a los ciudadanos a no dejarse manipular por "políticos de oposición, en este caso del PAN", a quienes acusó de estar detrás de las protestas. Aseguró que se aprovechan de la situación para "llevar agua a su molino", y engañan a la gente con que se van a quedar sin líquido.

"La quema de vehículos, de casetas y de edificios públicos en el estado responde a una actitud de confrontación con la participación de pocas personas. Si están inconformes, que acudan a las instancias legales", añadió el mandatario. Aseveró que Nuevo León y Tamaulipas ya enviaron la cuota que les corresponde, pero ante los problemas que existen en Chihuahua para entregar agua de las presas, alertó que un incumplimiento podría derivar en una revisión del tratado que no sería conveniente para el país.

Por su parte, la directora de Conagua recordó que en el ciclo 34, que terminó en 2015, el país cerró con un adeudo de 324 millones de metros cúbicos y hay un acta en el Tratado que establece que durante dos periodos consecutivos no se pueden repetir los déficits en la entrega de agua, por lo que en el ciclo que termina el 24 de octubre se debe entregar la totalidad del líquido.

Destacó que controlar ahora el huachicol del agua o las extracciones ilegales no solucionarían el problema, lo cual además no se puede realizar en este momento porque la "zona está revuelta". Jiménez aseguró que los agricultores de Chihuahua tienen el agua asegurada para el actual ciclo agrícola.

Velasco consideró que se debe cumplir con el tratado para no abrir la puerta de una renegociación, ya que "puede haber cambios que llevarían a perder la flexibilidad del tratado". Precisó que esto aún no se pide, pero no se quiere llegar a eso, "se ponen en riesgo los próximos 76 años de agua". Agregó que "estamos abiertos al diálogo con agricultores y el gobierno de Chihuahua, buscando una solución sobre la base de poner orden y de que se tiene que cumplir con el tratado".