Baja California | 31 de Diciembre de 2020

Personal médico se mostró molesto por la falta de insumos en el Hospital General de Tijuana. Foto Omar Martínez

Por

Por 

Ana Lilia Ramírez
Tijuana, 31 de diciembre.- Pese a que por nueve meses combatió en la primera línea de acción contra la pandemia, el enfermero Luis Rigoberto García Medina murió por falta de medicamentos, denunciaron sus compañeros del Hospital General de Tijuana, quienes tuvieron que hacer “una vaquita” para intentar adquirirlos.  

“Se murió por falta de medicamentos, por falta de insumos, por falta de atención. No hay medicamentos”, declaró con enojo la enfermera Viridiana Andrade durante el homenaje que se realizó en su memoria en la explanada del nosocomio ayer por la noche.  

Personal médico se mostró molesto por la falta de insumos en el Hospital General de Tijuana, situación que según sus señalamientos afectó el tratamiento de su compañero. Aunque cooperaron entre ellos (los trabajadores) para solventar el gasto, los medicamentos tampoco pudieron ser adquiridos porque no los hay en el mercado.  

 
“El compañero fue tratado como todo paciente, para él hubo desabasto de medicamentos... hicimos una vaquita y se abrió una cuenta de banco para que se le pudiera estar donando”, narró su compañera del hospital.  

Dicen “que tenemos todo y que no nos falta nada y no es cierto eso, falta de todo”, comentó el personal de salud.  

La enfermera Rosa María Esparza dijo que la muerte del enfermero Luis Rigoberto García Medina no quedará impune, pues hablarán de las carencias que enfrenta el sector salud hasta que las autoridades tomen acciones para resolver el problema.  

“Su muerte no va a quedar impune, no es justo, nos tiene que oír el gobierno. Nos tienen que voltear a ver, ¿Pérez Rico qué dice?, que hay medicamentos, eso es mentira”, enfatizaron.